La guía de cuidado del bebé

Las mejores mochilas portabebés – reseñas 2022

Las mejores mochilas portabebés – reseñas 2022

Cuando se trata del porteo, la comodidad y seguridad del bebé siempre es lo más importante. Es por ello que contar con una mochila portabebés que sea realmente ergonómica y segura resulta fundamental. 

Si aún no has elegido tu mochila portabebés y quieres saberlo todo antes de comprar cualquier modelo de mochila, este es el artículo que tienes que leer. 

Aquí hemos preparado una guía de compra completa con las mejores mochilas portabebés que puedes encontrar en Amazon. Analizamos a fondo cada modelo, incluyendo las opiniones de los padres y los beneficios que ofrece cada portabebés. 

Quédate y conoce las 11 mochilas portabebés que hemos elegido, antes de escoger la mejor mochila portabebés para ti y tu bebé. 

Nuestra selección de mochilas portabebés

   1. El más ergonómico: Ergobaby

  • Tirantes y asas acolchadas
  • Modelo ajustable hasta los 20 kg
  • Hecho en algodón

    2. El más transpirable: Boba Wrap

  • Ideal para bebés de 3 meses
  • Talla única ajustable
  • Mochila cómoda para lactancia

    3. El favorito de los papás: Boba X

  • Correa ajustable
  • Modelo con diseño unisex
  • Altura regulable

4. El mejor para viajes: Chicco

  • Mochila fácil de ajustar
  • Ocupa poco espacio plegado
  • Sujeción extra en la cabeza del bebé

5. El mejor post-cesárea: Babybjorn ONE

  • Diseño acolchado
  • Uso frontal y posterior
  • Cinturón abdominal

6. El más cómodo: Koala Babycare

  • Se adapta a la forma de la espalda
  • Mochila con anillas de ajuste laterales
  • Modelo con respaldo transpirable

7. El más fácil de lavar: You+Me

  • Opción con 4 posiciones ajustables
  • Mochila apta para lavadora
  • Reposacabezas integrado

8. El favorito de las mamás: Amarsupiel

  • Fácil de lavar y secar
  • Mochila con diseño fresco y transpirable
  • Este modelo soporta hasta 15 kg

9. El que puedes usar por más tiempo: Kinderkraft

  • Mochila adaptable en 2 posiciones
  • Modelo fácil de almacenar
  • Correas ajustables en diferentes tamaños

10. El mejor para dormir: Cuddlebug

  • Material elástico y fresco
  • Lavable a máquina
  • Mochila apta para recién nacidos

11. El más económico: Sleepy wrap

  • Apto hasta los 15 kg
  • Elaborado en algodón
  • Fácil de doblar y guardar

Tipos de mochilas portabebés

Si buscas “mochilas portabebés” en la web, encontrarás diferentes modelos de mochilas, con colores y diseños diferentes. Aunque en principio todos juegan el mismo rol, lo cierto es que no todos funcionan de la misma manera. 

Para ayudarte a conocer los diversos tipos de portabebés y escoger tu opción, aquí hemos preparado 5 tipos de mochilas portabebés que puedes encontrar en Amazon.

Fular

Es la más común y una de las más usadas por los padres. Se compone básicamente de un trozo de tela alargado en forma rectangular, elaborado usualmente con algodón y un material elástico como el poliéster.

La idea del fular es envolver a los niños alrededor del cuerpo de la mamá o papá, sin usar velcros ni correas, ya que se emplea únicamente la tela para envolver al pequeño. Requiere de cierta práctica para ajustar al bebé, pero es un método seguro y cómodo para los bebés (incluso para recién nacido).

De estructura suave

Este tipo de mochilas tienen un diseño más elaborado que los fulares. Con un respaldo acolchado, tirantes y cierre ajustable, estas mochilas cuentan con una tecnología especializada en la ergonomía y la comodidad de los bebés. 

Esta mochila ayuda a mantener una posición correcta de las caderas durante el descanso del peque, dando soporte a la espalda tanto del porteador (mamá y papá), como a la de los niños. Suelen ser más resistentes y duraderas, soportando incluso 20 kg, por lo que pueden acompañar a los niños durante el crecimiento.  

Bandoleras de anillo (Ring Slings)

También conocidas como Ring Slings, estas bandoleras permiten portear al bebé de diferentes maneras. Se compone de un trozo de tela similar a la del fular, con uno o dos anillos que ayudan a ajustar la mochila alrededor del cuerpo del porteador y del bebé. 

En nuestra opinión, estas mochilas son ideales para bebés grandes que quieren un poco más de movimiento durante el porteo. Incluso, pueden resultar cómodas durante la lactancia porque permiten acomodar al bebé y mantenerlo sujeto. Sin embargo, requieren de práctica para atarla de manera correcta, por lo que no resulta fácil de poner las primeras veces. No suelen aguantar a bebés de 20 kg.

Bandoleras sin anillos (Pouch Slings)

A diferencia de los fulares y las bandoleras con anillos, este tipo de mochilas portabebés no cuenta con tirantes ni anillos que permitan ajustarla al cuerpo del bebé. Se compone únicamente de un trozo de tela unida que forma una especie de cuna alrededor del pequeño. Es ideal para bebés recién nacidos, para preparar al peque para la siesta o simplemente para cargar al bebé y tener las manos libres. 

Algo que nos gusta de este tipo de mochila portabebé, es que mantiene al bebé en posición frontal hacia dentro acostada y pegado al porteador. Esto permite amamantar al peque o relajarlo antes de dormir. 

Mei Tai

Con un diseño bastante similar a una mochila, el Mei Tai permite cargar al bebé adelante o en la espalda de forma cómoda. Se trata de una tela que se amolda al cuerpo del pequeño, con tirantes que se ajustan al cuerpo del porteador. 

Tiene un origen oriental, que ha sido usado por culturas de Asia y Oriente desde hace varios siglos. Son capaces de soportar el peso de bebés de meses (3,5 kg) y niños hasta los 4 años (20 kg).

¿Necesitas una mochila portabebés?

Si aún no estás segura de que necesitas una mochila portabebés, lo ideal es que te hagas esta pregunta: ¿te gustaría poder llevar a tu bebé cargado y tener las manos libres en tu día a día?

El porteo se ha vuelto popular porque permite a los padres establecer un vínculo profundo con sus hijos, que muchas veces se rompe con el uso exclusivo del cochecito. Una mochila portabebés permite mantener al peque cerca del cuerpo, sin tener que sacrificar la movilidad de las manos ni la comodidad del porteador. 

La mayoría de las madres y padres que usan el porteo en su día a día, indican que les permite relajar mucho más al bebé que al llevarlo en el cochecito. Les permite hacer compras, hacer caminatas por la montaña a aquellos amantes de las rutas de senderismo y preparar al peque para la siesta, manteniendo siempre el contacto con ellos. 

Pero esos no son todos los beneficios que ofrecen las mochilas para bebés. Aquí vamos a comentar qué ventajas encontramos al elegir la mejor mochila portabebés:

  1. Mejora el desarrollo en los primeros meses de vida: mantiene el contacto directo de los bebés recién nacidos con el cuerpo de los padres. Es una opción que permite mantener el vínculo con los niños, mientras se pueden tener los brazos libres para las actividades diarias.
  2. Promueve la buena postura: una de las funciones de la mochila porta bebé, es que permite colocar al bebé de manera correcta, respetando la posición en M de la cadera. La buena postura de los niños durante la etapa de recién nacido y antes del año, permite prevenir futuros problemas de movilidad en las piernas, cadera y espalda.
  3. Favorece la lactancia: el portabebé permite mantener al bebé en una posición frontal hacia dentro, que resulta ideal para amamantarlo durante el uso. Es una opción útil en la maternidad.
  4. Previene los cólicos: las mochilas portabebés permiten que los niños tengan una posición frontal hacia dentro y se mantengan erguidos, con las piernas posicionadas de manera cómoda. Esto permite la expulsión natural de gases y previene la aparición de cólicos.

Contar con la mejor mochila portabebés ergonómica puede hacer la diferencia en los primeros meses de tu recién nacido. Incluso puede acompañarlo cuando tenga más edad y alcance los 20 kg. Las mochilas portabebé sin duda son de esos productos para bebés que vale la pena tener en casa, así que, ¿te gustaría hacer la prueba?

¿Cómo usar las mochilas portabebés?

Las mochilas portabebé son una opción más que acertada para llevar a tu bebé cargado de manera cómoda para ti y para él. En los fulares, se puede colocar al bebé recién nacido (siempre que cuenten con un peso mínimo) y en una mochila de porteo con estructura, es posible llevar a un bebé de hasta 20 kg. Entonces, ¿ambas se usan de la misma manera?

Lo cierto es que cada modelo tiene una técnica de uso diferente. Las mochilas con estructura suelen ser una opción más fácil de poner y la que muchos padres primerizos prefieren. Dependiendo del modelo, se pueden usar para tener más soporte en niños de hasta los 20 kg, por lo que es una mochila porta bebé con una estructura más robusta.

Por lo general, este modelo de mochilas cuenta con correas ajustables y un cinturón a la cadera, con la que solo hay que colgar las mochilas por los tirantes y meter al bebé en el asiento. Se pueden colocar viendo hacia adelante o hacia atrás, incluso se pueden llevar cargadas en la espalda. Lo único que hay que tener en cuenta es el peso mínimo del bebé, ya que la mayoría de estas mochilas tienen una edad mínima y no todas valen para recién nacidos.

En el caso de los fulares portabebé, estos sí que pueden usarlos los recién nacidos. La mayoría de los modelos se adaptan de manera natural a la curvatura de la espalda y dan soporte al recién nacido sin irrumpir en la posición de la cadera, espalda ni cabeza del peque. Sin embargo, el uso del fular suele ser complicado y muchas personas desisten de usarlos por falta de práctica.

A continuación, te contaremos cuál es la mejor manera de usar el fular y no morir en el intento:

  1. Lo primero es colocar el fular con la marca de la etiqueta hacia delante, a la altura del pecho.
  2. Cruza los dos trozos de cinta por la parte de atrás de la espalda y pásalos hacia delante por encima de tus hombros.
  3. Estira bien la tela, de forma que no queden pliegues en ningún área.
  4. Pasa las dos tiras por dentro de la tela en tu pecho, formando una X.
  5. Trata que la tela quede bien estirada y pasa las cintas de nuevo hacia atrás.
  6. Haz un nudo en la espalda y pasa las cintas hacia adelante para formar otro nudo, creando una especie de cinturón en tu cadera.
  7. Coloca a tu bebé de la siguiente manera: baja la tela que queda en tu abdomen, mete una de sus piernas en el nido en forma de X que has creado con el fular y estira la tela para cubrir al bebé, repite con la otra pierna. Una vez que el bebé esté asegurado en el nido, sube la tela que se ajusta a tu abdomen y cubre al bebé hasta la altura de tu pecho. ¡Y listo!

Aunque en un comienzo pueda parecer confuso, con el uso se va haciendo más sencillo usar cualquier modelo de mochilas portabebé. ¿Qué opción prefieres?

¿Cómo elegir la mejor mochila portabebés?

Antes de tomar la decisión de comprar el primer modelo que te aparezca como recomendado, es importante entender cuáles son esos puntos fundamentales que deben tener las mochilas portabebés.

Es por eso que aquí hemos preparado una pequeña guía de compra, con la información más relevante sobre las características que sí o sí tienen las mejores mochilas portabebés del mercado.

La seguridad del bebé

En cualquier producto para bebé, este siempre será el punto más importante. La seguridad en una mochila para bebé, la define el nivel de sujeción y ajuste, tanto al cuerpo del pequeño como al cuerpo del porteador. 

Debes fijarte en que cuente con un sistema de ajuste y agarre eficaz, que mantenga al bebé bien sujeto a tu cuerpo. Para ello, busca una mochila portabebés que permita regular el nivel de agarre o, en caso de que no tenga tirantes o correas, que esté hecho de un material resistente con cero riesgo de roturas.

Comodidad (de ambos – padres e hijos)

La idea principal de los fulares y mochilas portabebés, es que tanto el bebé como el porteador estén cómodos. Es por ello que vale la pena fijarse en el tipo de tela, si es suave, transpirable y ajustable. En el caso de las mochilas portabebés con estructuras, es importante que las correas sean acolchadas, que tengan un buen soporte para la cabeza y el cuello del pequeño, así como en la zona de piernas y caderas. 

Fácil de usar

De nada vale tener un fular en casa o una bandolera si resulta difícil de usar. Los fulares tienen una técnica de ajuste alrededor del cuerpo del porteador y el cuerpo del bebé; lo mismo pasa con los Ring Slings y los Pouch Slings, al igual que con el Mei Tai. Aunque parece un poco confuso al comienzo, lo cierto es que al aprender a usarlos, la dificultad disminuye por completo. 

Pero, si prefieres una mochila portabebé que pueda ser usado hasta por los papás más primerizos, vale la pena fijarse en los de estructura, con los que solo debes meter al bebé y ajustar las correas. Son los más sencillos de usar.

Durabilidad

Los materiales de fabricación, además de dar comodidad, también tienen que ser resistentes. En el caso de los fulares, es ideal que puedan estirarse sin riesgo de roturas, al igual que sucede con los Ring Slings. En los otros tipos de mochila portabebés, el material suele ser más rígido y un poco más duradero.

Funcionalidad

Cuando se habla de la funcionalidad de las mochilas portabebés, se habla de la cantidad de posiciones en las que pueden ajustarse. Lo normal es poder llevar al bebé cargado en el pecho, con la cara en dirección al porteador, pero esa no es la única posición en la que puede llevarse. 

Hay mochilas que permiten llevar al bebé colgado en el pecho con la cara hacia adelante, colgado en la espalda con la cara hacia la espalda o con la cara hacia atrás. Pero, en el caso de las bandoleras, solo pueden llevarse acostados, por lo que serían las menos funcionales del grupo.

Fácil de limpiar

Por regla general, los fulares suelen ser los de mejor transpiración y los más fáciles de limpiar. La mayoría puede ir sin problemas a la lavadora y se secan en poco tiempo. Ya una mochila portabebés de más estructura suele ser más compleja de lavar, en especial cuando el material no es apto para máquina. 

Nuestra recomendación es leer bien la descripción de cada modelo y elegir uno que puedas lavar en la lavadora, sin problemas.

Uso prolongado

Si quieres una mochila portabebés que puedas usar mientras tu bebé va creciendo, un punto en el que debes fijarte es en cuánto peso soporta. Muchos resisten hasta 15 kg de peso, que sería el peso promedio de un niño con edad de 2-3 años. Otros solo son aptos para recién nacidos. 

También están los portabebés de estructura que tienen un tamaño determinado. Estos cuentan con correas que permiten ajustar el tamaño y adaptarse a la edad del peque, pero suelen tener limitantes de edad que vale la pena tener en cuenta. Con los fulares no existe ese problema, ya que al ser una tela que se estira y ajusta sin problemas, puede adaptarse al tamaño de cualquier bebé hasta al menos el año de edad.

Precio

Por último, el punto más importante: ¿cuánto cuesta una mochila portabebés? El rango de precio va desde los 25 euros y hasta por encima de los 100 euros. El precio dependerá del material de fabricación, la marca, la estructura de la mochila y la funcionalidad. 

Los fulares suelen ser los de precio más barato, mientras que las mochilas con estructura suelen tener un precio más alto. Aquí todo va a depender del tipo de mochila que elijas y se ajuste más a las necesidades de tu bebé, así como del precio que estés dispuesto a pagar por ella.

Lo que dicen los padres

Durante el embarazo comencé a leer sobre los fulares y cómo ayudan a mantener esa conexión con el bebé, una vez que está fuera de la barriga. Cuando nació mi bebé y ya tenía más confianza al cargarlo, decidí probar mi primer mochila portabebés. Era un fular que se adaptaba perfectamente al cuerpo de mi peque y no me molestaba en absoluto en la espalda. Al principio me costaba usarlo, pero con los días fue más sencillo ajustarlo. Después de los 5 meses de edad, me animé a comprar una mochila portabebés con soporte y que respetara la forma en M de la cadera de mi hijo. Me viene genial para salir con él a caminar en las mañanas y por las tardes antes de la siesta. Tanto el fular como la mochila han sido una elección muy acertada, tanto que casi no usamos el cochecito para salir con nuestro hijo.

11 Mejores mochilas portabebés en Amazon

Aquí vamos a conocer cuáles son las mejores mochilas portabebés disponibles en Amazon. Hemos preparado un análisis detallado de cada modelo, para conocer sus características, ventajas y desventajas.

Si quieres saber cuál es la mejor mochila portabebés para tu hijo, a continuación te presentamos las 11 mejores mochilas portabebés del mercado.

Ergobaby

Ergobaby

La primera mochila portabebés de nuestro listado es la que consideramos como la mochila portabebés ergonómica. Su diseño se compone de dos tirantes acolchados, con un sistema de ajuste para mayor comodidad en los hombros. Tiene un cinturón hecho con material acolchado que permite mantener sujeto al bebé, sin molestar al porteador. 

Una de las características que más nos han gustado, es que el asiento del bebé está elaborado del mismo material de algodón acolchado, con un reposacabezas extraíble y un sistema de posición ajustable, para mantener en buena posición al pequeño dentro de la mochila. 

Pros:

  • Cuenta con tres posiciones de porteo: frontal hacia dentro y fuera, de espalda y a la cadera.
  • Esta mochila está fabricada en 100% algodón apto para lavadora.
  • Los tirantes se pueden ajustar de forma cruzada para mayor soporte.
  • Es apto para bebés recién nacidos y hasta los 20 kilos de peso.

Contras:

  • No es fácil de almacenar.
  • No se recomienda para bebés con un peso menor a los 3 kg.

Boba Wrap

Boba Wrap

Esta mochila portabebés Boba cuenta con las mejores valoraciones en Amazon y no podíamos pasarlo por alto. Se trata de una tela elaborada en 95 % de algodón y 5 % de Spandex, con 5 metros de largo por 50 cm de ancho. Viene en una variada gama de colores y estampados, que permite adaptarlo a tu estilo y el de tu bebé. 

Lo que más nos ha gustado de esta mochila es que cuenta con una etiqueta en el medio de la tela, que permite tomarla como referencia para envolver bien el cuerpo del porteador y del bebé con más facilidad.  

Pros:

  • Mochila deal para la lactancia y la siesta del bebé en los primeros meses. 
  • Material resistente y transpirable, apto para lavadoras.
  • Esta mochila soporta hasta 15 kilos de peso sin problemas.
  • Incluye instrucciones de uso detalladas para aprender a ajustarlo de forma correcta.

Contras:

  • Se recomienda a partir de los 3 meses de nacido (3,5 kg de peso).
  • Requiere de práctica para atarlo bien en los primeros usos.

Boba X

Boba X

Lo que más nos ha gustado de este modelo de mochila portabebés Boba (y a la mayoría de los padres), es la calidad de los materiales de esta mochila portabebés. Capaz de llevar al bebé hasta los 20 kg de peso, esta mochila ofrece resistencia y durabilidad. De acuerdo con el fabricante, esta mochila está elaborada en 100 % algodón, con asas acolchadas y un cinturón que se ajusta a la cadera del porteador, para mayor confort. 

También piensa en la comodidad del bebé, con un asiento acolchado que respeta la posición en M de la cadera, así como una capucha ajustable y extraíble para proteger la cabeza del peque. En cuanto a su precio, resulta bastante económico en comparación con modelos similares.

Pros:

  • Material transpirable, apto para todo el año y fácil de lavar.
  • Correas y asiento ajustable para la comodidad de padres y peques.
  • Mochila fácil de almacenar y cómoda para llevar de viaje.
  • Protección acolchada para evitar rozaduras en las piernas del bebé.

Contras:

  • Durante el verano podría resultar caluroso.
  • Dependiendo del porteador, sus tirantes pueden resultar algo grandes.

Chicco

Este tiene el puesto #1 como el más vendido en Amazon y las razones son muchas. Además del historial que ya tiene Chicco dentro de la gama de productos para bebés, lo cierto es que esta mochila portabebés ha sido diseñado con criterios de ergonomía tanto para papás y mamás, como para los bebés. 

Es una mochila creada para recién nacidos, con un diseño que se ajusta al tamaño del bebé sin sacrificar la comodidad. Dispone de correas ajustables, con las que se puede adaptar al cuerpo del pequeño y al del porteador. Es ideal para viajes, ya que puede doblarse y almacenarse sin ocupar mucho espacio. También puede usarse para hacer rutas de senderismo por la montaña y camping con el bebé.

Pros:

  • Asiento ergonómico y ajustable en diferentes posiciones. 
  • Promueve la correcta posición de piernas, caderas, espalda y cabeza del bebé. 
  • Se puede colocar y quitar fácilmente, gracias a la ausencia de hebillas en la espalda. 
  • Tiene una excelente relación entre calidad y precio. 

Contras:

  • Esta mochila no soporta más de 9 kilos de peso del bebé. 
  • Se echa en falta un asiento más acolchado.

 Babybjorn ONE

 Babybjorn ONE

Este modelo de mochila portabebé cuenta con un diseño innovador, pensado para dar mayor soporte y comodidad a los padres. Tiene correas de seguridad anchas, con un sistema de ajuste que aporta seguridad durante el uso del portabebé. Una de sus mejores características es que dispone de un cinturón ancho que mantiene el peso del bebé, se ajusta al tamaño del bebé y evita que el porteador sienta el esfuerzo en la espalda. 

Con respecto al uso, permite ajustar la posición del bebé en 4 maneras diferentes: frontal hacia dentro y atrás; en la espalda viendo hacia adelante y atrás. Esto permite mantener al pequeño pegado al cuerpo en los momentos de descanso, así como estimularlo durante los paseos y caminatas. 

Pros:

  • Respeta la ergonomía de los padres y los pequeños. 
  • Soporta hasta 15 kilogramos de peso, siendo una mochila portabebés evolutiva. 
  • Protege la zona del abdomen y la espalda, ideal para el uso post-cesárea.
  • Permite colocar al bebé de manera cómoda, respetando sus momentos de siesta. 

Contras:

  • No se recomienda para porteadores con una altura inferior a los 1,60 m.
  • No es la mochila más barata del mercado.

Koala Babycare

Koala Babycare

Este es un modelo de fular que resulta ideal para principiantes. La mochila se ajusta a la posición de la espalda y ayuda a mantener el soporte durante el porteo del bebé. Resulta sencilla de ajustar, debido a su diseño intuitivo y sus anillos que permiten ajustar la tela al cuerpo del porteador y del bebé. 

Esta mochila portabebé está elaborada en poliéster, algodón y elastano que le aportan frescura, elasticidad y resistencia a la tela. Las cintas son fáciles de ajustar y, al ser más cortas que en otros fulares, se pueden amarrar sin que sobre demasiada tela. No tiene un peso mínimo de uso y tiene una buena relación entre calidad y precio.  

Pros:

  • Su cierre con anillos mantiene el agarre por más tiempo. 
  • Es una mochila amigable y discreta para la lactancia. 
  • Se puede lavar a máquina sin problemas. 
  • Es fácil de colocar, incluso para padres primerizos.

Contras:

  • No se recomienda para bebés que pesen más de 9 kg. 
  • Solo permite llevar al peque mirando hacia dentro.

You+Me

You+Me

Nada más ver esta mochila portabebés, es fácil ver porqué resulta sencilla de lavar y secar a máquina. Cuenta con un diseño transpirable con malla 3D, que mantiene fresco el asiento del bebé, así como el cinturón y las asas de transporte. En el asiento del bebé cuenta con un arnés que lo mantiene sujeto, ideal para cambiarlo de porteador sin tener que sacarlo de la mochila portabebés. 

No solo nos ha parecido una buena opción por ser una mochila fácil de lavar, sino que también permite posicionar al bebé en diferentes ángulos, a medida que va creciendo. Se puede llevar de frente mirando hacia el porteador o hacia adelante, así como puede cargarse en la espalda. Es de los modelos con el precio más bajo de esta comparativa.

Pros:

  • Incluye un babero que se puede poner y quitar en la mochila fácilmente. 
  • Se adapta al tamaño del porteador sin problemas. 
  • No genera calor extra durante el verano. 
  • Es una mochila que tiene un peso mínimo de uso de 3,5 kg.

Contras:

  • La tela puede ser algo rígida. 
  • Las correas pueden resultar algo cortas.

Amarsupiel

Esta es una bandolera ideal para el calor del verano y es por ello que las madres la adoran. Elaborada en poliéster, su tela es super transpirable y evita que se mantenga el sudor tanto en el cuerpo del bebé como en el de la madre. Es una mochila ideal para un viaje a la playa y baños en la piscina. 

En cuanto a soporte, se adapta a la forma del bebé, mientras se mantiene firmemente sujeto gracias a los anillos de ajuste. Permite posicionar al peque a la cadera, en la espalda y mirando hacia dentro, por lo que es una bandolera multifuncional. Sus características y su precio le han ganado un lugar como el preferido del verano en esta comparativa.

Pros:

  • Puede soportar hasta 15 kilogramos (3 años de edad).
  • Las anillas están elaboradas en acero inoxidable, para mayor durabilidad. 
  • Su tela es de secado extra rápido, por lo que reduce la acumulación de sudor en la fibra.
  • Al no tener estructura, se adapta completamente a la forma del bebé.

Contras:

  • No se recomienda para recién nacidos. 
  • No da mucho soporte al porteador.

Kinderkraft

De todas las mochilas portabebés de la lista, este es el modelo que tu bebé podrá usar por más tiempo. Esta mochila soporta hasta 20 kg, por lo que es de las más evolutivas. El asiento permite mantener la posición en M de las caderas, así como la posición natural de la espalda y cabeza. 

Puede colgarse como una mochila en la espalda, así como se puede llevar de frente. Cuenta con correas fáciles de ajustar, para adaptar la mochila al tamaño del bebé y del porteador sin tantos problemas. Es una mochila que se puede usar para dar paseos en la montaña, caminatas por el parque o ir de compras con el peque, por lo que es multifuncional.

Pros:

  • Es una mochila fácil de lavar, siendo apta para lavadoras.
  • Su estructura permite doblarlo cómodamente para guardarlo o llevarlo de viaje. 
  • Su cinturón y asas son gruesas para mayor resistencia y seguridad en el porteo. 
  • Está elaborada en 100 % algodón transpirable.

Contras:

  • No es la mochila más adecuada para la carga de recién nacidos. 
  • Puede ser difícil ajustarla para llevarla a cuestas.

Cuddlebug

Esta es la mochila para bebé ideal para las siestas. Se trata de un fular completo, sin anillos ni velcros, que puede cubrir por completo al bebé y mantenerlo seguro en el porteo. Dispone de una etiqueta que permite medir la distancia correcta al momento de ajustar al bebé. 

Está elaborada en 95 % algodón y 5 % poliéster, por lo que es un fular resistente, elástico y transpirable al mismo tiempo. Se pueden atar y ajustar de 9 formas diferentes, siguiendo las instrucciones dadas por el fabricante. Mide 4,5 m de largo y unos 50 cm de ancho, suficiente para envolver al bebé cómodamente. 

Pros:

  • Material resistente y transpirable para los días de calor. 
  • Capaz de soportar el peso de carga de un bebé de hasta 15 kilos. 
  • Está disponible en diferentes colores, para la elección de los padres.
  • Es fácil de almacenar y lavar a máquina.

Contras:

  • Requiere de práctica para usarlo de manera correcta. 
  • Después de los 9 kilos, el agarre tiende a ceder un poco.

Sleepy Wrap

Sleepy Wrap

El último modelo de esta comparativa de mochilas portabebés, es el que consideramos como el portabebés más barato, que no deja de lado la calidad y comodidad. Es un fular elaborado con 95 % de algodón y 5 % de elastano, que resulta transpirable y elástico. Ayuda a envolver la totalidad del cuerpo del bebé, distribuyendo el peso, mientras mantiene el soporte en la espalda del porteador. 

Es ideal para regalar en el babyshower, así como para madres primerizas que desean aprender la técnica del porteo y tienen un presupuesto ajustado. Además, resulta amigable con la lactancia, la siesta y el descanso del bebé. 

Pros:

  • Se puede lavar en lavadora sin ningún problema. 
  • Es fácil de doblar para almacenar o llevar de viaje. 
  • Puede soportar hasta los 15 kilos de carga. 
  • Se puede ajustar en diferentes estilos y posiciones.

Contras:

  • Se requiere cierta experiencia para usarlo de forma cómoda. 
  • La tela puede ceder un poco mientras más peso tenga el bebé.

Preguntas y respuestas más frecuentes:

¿El portabebés es bueno para el bebé?

Usar una mochila portabebés puede tener beneficios tanto en los bebés como en los porteadores. El principal beneficio del que se habla, es la cercanía al cuerpo de la madre durante sus primeros meses de vida. Mantener la conexión con el bebé permite darle una sensación de calma, calidez y mantener el vínculo en todo momento. 

Además de esto, la mochila también favorece la postura durante el crecimiento. La posición en forma de “ranita” que adopta el bebé al portearlo, permite un mejor desarrollo de las piernas y las caderas. Esta posición también debería ayudar a mejorar la digestión del bebé, así como a aliviar los gases y cólicos.

¿Cuándo se debe poner al bebé en un portabebés?

El porteo se puede comenzar desde los primeros días de nacido, siempre que se respete la postura natural del bebé. Los fulares son las mochilas portabebés más usados en recién nacidos, ya que se ajustan completamente a la forma del bebé, manteniendo la posición en M de la cadera y la curvatura natural de la espalda. 

Los portabebés con estructura son recomendables una vez que el bebé pueda mantener la cabeza erguida por sí mismo, que podría ser entre los 3 y 5 meses de edad. 

¿Los portabebés causan dolores en la espalda o en el cuerpo?

El objetivo de portear es reducir las molestias en la espalda cuando se carga al bebé. Sin embargo, cuando el porteo se hace de forma incorrecta, se pueden producir molestias en la zona lumbar y cervical. 

La mejor manera de evitar el dolor de espalda durante el porteo, es eligiendo una mochila portabebés que tenga un diseño ergonómico y distribuyan el peso del bebé de manera equilibrada. Esto evitará la presión en la espalda y protegerá a las lumbares.

¿Los bebés pueden dormir en el portabebés?

Una de las funciones de la mochila portabebés es mantener al bebé cómodo durante la siesta. Si se mantiene en la postura adecuada durante el porteo, el bebé puede descansar sin ningún tipo de problemas, ya que al escuchar los latidos del corazón de la madre, su cuerpo se prepara mejor para el descanso.

¿Puedo usar un portabebés en el aeropuerto?

Los portabebés pueden resultar útiles al viajar, debido a que permiten cargar al bebé y moverse, mientras se tienen las manos libres. En principio no debería haber ningún problema en llevar la mochila portabebés en el aeropuerto, ni tampoco entra en la categoría de equipaje por facturar. Esto aplica tanto para los fulares como para las mochilas portabebés de estructura.

Total
0
Shares
3 comments
  1. Los fulares son una maravilla, aunque al principio cuesta cogerle el truco. Yo compré mi primer fular cuando aún estaba embarazada y practicaba amarrarlo con la barriga de 35 semanas. Ya cuando nació mi bebé, no tuve ningún problema en ajustarlo, parecía una experta. Compré la mochila Sleepy Wrap en principio por su precio, pero ahora me gustaría comprar uno de estructura que aguante el peso de mi peque y así poder hacer senderismo sin problema. Portear ha sido lo mejor que nos pudo pasar, sin duda. 

  2. Justo estaba buscando información sobre fulares porque a mi bebé no le gusta mucho el cochecito. Ahora que estamos en verano, vamos a comprar un fular que no dé tanto calor. Estamos casi seguros de comprar el Amarsupiel, pero aún no nos decidimos. Vamos a compararlo con la mochila Cuddlebug antes de tomar la decisión final. También queremos usarlo fuera del verano, así que vamos a tener en cuenta esta comparativa de mejores mochillas portabebes. 

  3. Después de mucho leer, investigar y seguir leyendo, me animé a comprar la mochila Kinderkraft porque quería un portabebés que me durara un par de años al menos. Mi bebé lo adora, sobre todo cuando hacemos nuestras caminatas matutinas y el senderismo los fines de semana. El material es suave y resistente, bastante cómodo para ambos. El precio ha sido lo de menos, porque la calidad y el tiempo que lo va a usar mi bebé, hace que valga la pena. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.